¡Conócenos!

¿En qué creemos?

1. DIOS

Creemos que hay un Dios que es el creador y soberano del universo, que existe eternamente en tres personas, es decir, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo (1 Juan 5:7,8).

2. JESUCRISTO

Creemos que Jesucristo es el Hijo de Dios. Él es co-igual con el Padre. Jesús vivió una vida sin pecado (Hebreos 4:15) y se ofreció como el sacrificio perfecto por los pecados de toda la humanidad (Juan 3:16). Se levantó de la tumba tres días después, demostrando su poder sobre la muerte, el infierno y la tumba. Él ascendió al Padre, donde ora por nosotros (Hebreos 7:25, 1 Timoteo 2:5), y nos preparan un lugar eterno  (Juan 14:1-4) y vendrá de nuevo a nosotros (1 Tesalonicenses 4:11 ).

3. EL ESPÍRITU SANTO

Nosotros creemos que todos los creyentes deben ser llenos del Espíritu Santo (Hechos 2:4, 19:1, Efesios 5:18). Los creyentes pueden esperar resultados en la forma de poder vivir sus compromisos cristianos, y en el descubrimiento y el uso de sus dones espirituales (Hechos 1:8, Romanos 12:3-11, Efesios 4:11-16).

4. LA BIBLIA

Creemos que la Biblia es la Palabra de Dios a la humanidad. Es la inspirada, infalible y única Palabra autorizada y completa de Dios. Como tal, debe ser visto como "el manual del propietario" para la vida (2 Timoteo 3:16), es la autoridad final en todas las áreas de comportamiento y creencia.

5. EL BAUTISMO EN AGUA Y LA COMUNIÓN

Creemos que el bautismo en agua es una parte importante de la experiencia cristiana. Se trata de un testimonio público de haber establecido una relación con Cristo por la fe (Mateo 28:19; Colosenses 2:12). Creemos que la comunión es un momento sagrado en la vida de un creyente en la que se acuerda de la gracia de Dios por medio de Jesucristo.

6. UNA RELACIÓN CON DIOS

Creemos que toda la humanidad necesita el perdón del pecado (Romanos 3:23) con el fin de disfrutar de una vida plena ahora y para compartir la eternidad con Dios. Creemos que este perdón está disponible por medio de la libre oferta de gracia de Dios (Efesios 2: 8, 10), a través de confiar en lo que Jesucristo ha hecho por nosotros en la cruz (Romanos 10:9-10) y por el poder del Espíritu Santo (Efesios 2:22). Creemos que esta relación con Dios es esencial para disfrutar de las maravillosas realidades del cielo, y para evitar las dolorosas realidades de un infierno eterno. (Juan 5:24, 28 y 29; Filipenses 2:9-10).

7. VIDA CRISTIANA

Creemos que cuando una persona acepta el regalo de Dios de la gracia, que se regenera y la vida nueva en Cristo comienza (2 Corintios 5:17). El objetivo de esta nueva vida se va a transformar en una vida de carácter semejante a Cristo (Romanos 12:1-2). Sin embargo, la evidencia suprema del discipulado cristiano no es que seguimos todas las reglas, sino que tenemos el amor de unos a otros (Juan 13:35).

8. LA IGLESIA

Creemos que es la intención de Dios de la vida cristiana se vive en comunidad con otros miembros de la iglesia que forman el cuerpo de Cristo (Efesios 1:20-23; Hebreos 10:25; Proverbios 27:17). Creemos que Dios estableció la iglesia como institución a través del cual se muestra su sabiduría (Efesios 3:10), y en el que habita su Espíritu (Efesios 2:19-22). Creemos que hay un beneficio mutuo cuando las iglesias y los líderes de afiliados entre sí para la visión y misión común que glorifica a Dios.

declaración de fe

CREEMOS...
...que solo hay un Dios verdadero que es el Rey eterno, Creador y Redentor de todo lo que es. Él es perfectamente santo, justo, amante y verdadero.
Se ha revelado como un ser eternamente omnipresente en tres personas: Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo.

 ...que la Biblia es la única infalible y acreditada Palabra inspirada de Dios.
 
...que la humanidad fue creada a imagen de Dios para conocerle y disfrutar de Él a pesar de que rechazamos de manera voluntaria el señorío y la gloria de Dios para los que fuimos creados. Por esta razón, la enfermedad, la muerte y el juicio entraron al mundo y ahora la creación experimenta los efectos y consecuencias del pecado.
 
...que el Señor Jesucristo, el único Hijo de Dios, fue concebido por el Espíritu Santo, nacido de la virgen María y es el Ungido de Dios, empoderado por el Espíritu Santo para inaugurar el Reino de Dios en la tierra. Fue crucificado por nuestros pecados, muerto y sepultado, resucitado, ascendido al cielo y ahora está vivo en la presencia de Dios el Padre y en Su pueblo.
Él es “verdaderamente Dios” y “verdaderamente hombre”.
 
...que somos salvos por la gracia de Dios, a través de la fe en la persona y la obra de Jesucristo. Se puede restaurar la comunión de cualquiera con Dios a través del arrepentimiento, creyendo y recibiendo a Jesús como Señor y Salvador. El Espíritu Santo trae convicción, regenera, justifica, santifica y nos adopta al entrar en el Reino de Dios como Sus hijos.
 
...en el poder santificador continuo del Espíritu Santo, a través del cual el cristiano en el que Él habita se ve capacitado para vivir una vida santa y para ministrar de manera sobrenatural. El bautismo del Espíritu Santo, según Hechos 1:4-8 y 2:4, se derrama sobre los creyentes para que puedan tener el poder de Dios para ser Sus testigos.
 
...en la obra victoriosa y redentora de Cristo en la cruz que provee libertad del poder del enemigo: el pecado, las mentiras, la enfermedad y el tormento.
 
 ...que la Iglesia consta de todos aquellos que ponen su fe en Jesucristo. Él dio las ordenanzas del bautismo y la comunión (santa cena) a Su Iglesia. La Iglesia existe para seguir con el ministerio de Jesucristo y avanzar Su Reino deshaciendo las obras del enemigo, predicando y viviendo las buenas noticias del amor de Dios, discipulando las naciones, bautizándolas y enseñándolas a amar y a obedecer a Dios.
 
...en el gobierno de Dios que siempre está en expansión y en la Esperanza Bendita, que es la vuelta gloriosa y visible del Señor Jesucristo para que reine y gobierne con Su esposa vencedora: la Iglesia.

Pastores Areli y Humberto con la familia Myers