¡Conócenos!

SOMOS LUZ, IGUAL QUE JESÚS

“Ustedes son la luz del mundo, como una ciudad en lo alto de una colina que no puede esconderse.” Mateo 5:14

La mujer adúltera estaba al borde de la muerte, la multitud la acusaba; pero Jesús intervino y dijo: “Yo soy la luz del mundo”, y la salvó. Luego vio a un hombre ciego de nacimiento, y le dijo: “Entre tanto que estoy en el mundo, luz soy del mundo” (Juan 9:5) es decir “Yo soy tu luz”. Y el ciego fue restaurado de su vista.

Jesús les estaba diciendo: “Yo soy lo que tú necesites que yo sea”.

Si necesitas paz y descanso, yo soy tu paz y descanso; si necesitas esperanza y nuevas fuerzas, yo soy tu esperanza y renuevo; si necesitas sanidad, yo soy tu sanidad.
Éste es el significado de “YO SOY”.

Y ahora se dirige a nosotros y nos dice: “Ustedes son la luz del mundo”. De pronto, ¡comprendemos esto en nuestro espíritu! Esto quiere decir que cuando salgas hoy, alguien va a ser bendecido por tu causa. Si alguien estaba deprimido o necesitado, ¡su estado de ánimo será transformado gracias a ti! Si alguien está enfermo, podrá sanar. Y el que esté condenado, podrá ser liberado.

¿Por qué?
Porque eres la luz del mundo, igual que Jesús. ¡Gloria a Dios!

Declara:
Yo soy la luz del mundo, embajador de Cristo. Hoy yo soy la solución a los problemas de muchos y la respuesta a sus preguntas. Todo aquello que no es de Dios – enfermedades, pobreza, muerte, escasez, fracaso, depresión, etc. se inclina ante mí en el nombre del Señor Jesucristo. Amén.