¡Conócenos!

NO CAMINEMOS DESNUDOS



“Una palabra final: sean fuertes en el Señor y en su gran poder. Vístanse con toda la armadura de Dios para poder mantenerse firmes contra todas las estrategias del diablo.”
Efesios 6:10-11 NTV

La primera parte de esta escritura nos manda que nos fortalezcamos en el Señor y en el poder de su fuerza.
El Señor nunca nos manda hacer algo que no esté a nuestro alcance. Si se te dice “fortalécete en el Señor”, es porque El es nuestra primera instancia de auxilio ante cualquier necesidad,

Lo segundo que nos dice es que todos los días debemos vestirnos con la armadura de Dios porque estamos en medio de un gran campo de batalla y tenemos que prepáranos de antemano.

Si te vistes de toda la armadura de Dios, podrás resistir y estar firme ante todas las estratagemas, perversidades, maniobras y manipulaciones del diablo.

El motivo por el que muchas personas desmayan ante las pruebas a las que se enfrentan es porque no hacen la Palabra. En la escritura de inicio, Dios nos da instrucciones claras sobre lo que hemos de hacer.

Hay un adversario que busca a quién devorar; y que, si halla la oportunidad, no dudará en golpear, hasta hacerte creer que eres un huérfano espiritual. Recordemos como satanas quiso tentar a Jesús en el desierto “Si eres el hijo de Dios....”

Pero Satanás no es alguien de quien debas inquietarte. Siempre y cuando te fortalezcas en el Señor – guardando la Palabra en tu corazón y llevándola en tu boca – rechazarás al enemigo cada vez que se intente aproximar.

*Cuando la Palabra de Dios es tu arsenal, siempre vencerás. La Palabra de Dios es la espada del espíritu con la que derrotas al diablo. ¡Aleluya!*